LOS PROGRAMAS DE ACCIÓN TUTORIAL

Documentos Generales: 
                     "Técnicas de Estudio"

   Título: " Análisis de un libro "

LECTURA Y ANÁLISIS DE UN LIBRO

Cualquiera que sea el nivel educativo en que se encuentre el estudiante, saber manejar y utilizar convenientemente un libro de consulta es de la mayor importancia, pues durante muchos años tendrá que enfrentarse a una serie de libros recomendados o necesarios para ampliar su formación.

Deberá estar entrenado para realizar previamente un examen rápido del libro en general y de cada capitulo en particular y adoptando una actitud activa haciéndose constantemente preguntas, para extraer las ideas fundamentales que necesita fijar, sistematizar y utilizar para un fin determinado.

Si únicamente necesitas tener una idea general sobre una cuestión determinada, será suficiente una lectura rápida no excesivamente minuciosa, aunque es aconsejable hacer una breve reflexión después de cada capitulo para comprobar cómo la idea general expresada en el título del libro es completada, matizada y explicada por el autor.

Si, por el contrario, te propones lograr un conocimiento detallado sistemático y lo más completo posible sobre una materia concreta, tras la primera lectura rápida deberás realizar una segunda y tercera lectura, detenida y profunda, que te permita llegar de las ideas y aspectos más relevantes a los de menor importancia, pero necesarios para ese conocimiento detallado que persigues.

PASOS A SEGUIR

Si sólo pretendes obtener la respuesta adecuada a un problema concreto, lo más práctico es que limites tu análisis a aquel capitulo, apartado o fragmento.

En cualquier caso, tendrás que seguir los pasos siguientes:

1. Vistazo general a los siguientes elementos: colección a la que pertenece, editorial, cubiertas, solapas, portada, contraportada, dedicatoria del autor, agradecimiento a colaboradores, prólogo, introducción índice general, sistemático ó analítico, capítulos, glosario de términos técnicos, apéndice, anexos, resúmenes, tablas, cuadros, diagramas, ilustraciones, bibliografía, notas al margen o al pie de página, fe de erratas, epilogo..

De este vistazo general, seguro que has obtenido una idea aproximada del plan que se ha trazado el autor al escribirlo y estás mejor preparado para una lectura más rápida y comprensiva.

2. La portada supone una forma de entrar en el libro. El tema general lo tienes expresado en el titulo y el nivel o enfoque te vendrá en el subtítulo o en breves frases descriptivas.

También en la portada o contraportada encontrarás una breve reseña del autor, su titulación, experiencia, publicaciones.

3. Una vez dentro del libro es el propio autor quien en el prólogo o introducción presenta su propia obra. Dice por qué ha escrito el libro, a quiénes va dirigido, la finalidad que persigue, la estructura que le ha dado y cómo nos aconseja utilizarla.

4. Es el momento del lector activo que ha de comenzar por una lectura-análisis detallada de los índices sistemático y analítico.

5. Emplea 15 ó 20 minutos en recorrer todas las páginas del libro con mucha atención, antes de iniciar la lectura, capítulo a capitulo, de la siguiente forma: lee los títulos, repasa rápidamente los breves resúmenes que trae cada capitulo al final y presta atención a los mapas, gráficos, diagramas e ilustraciones al tiempo que lees aquellas frases que el autor subraya o destaca de alguna manera.

Ya tienes una impresión general sobre su contenido.

6. Empieza, pues, la lectura capitulo a capitulo, con muchísima atención pero concéntrala especialmente en el primer párrafo que suele ser una recopilación más amplia del contenido de todo el capitulo.

Realiza las anotaciones al margen y a pie de página que te parezcan oportunas, y anota las dudas que te surjan y las preguntas que te vengan a la mente.

7. Confecciona un esquema o diagrama en el que estén bien expresados los puntos básicos de la lectura comprensiva que acabas de hacer y resume el contenido en 15 ó 20 Iíneas.

Ve relacionando los contenidos de los capítulos.

8. Cuando hayas terminado de leer el libro, confecciona el esquema o diagrama general ayudándote de los que has realizado después de la lectura de cada capitulo y redacta una síntesis de todo el libro, perfectamente estructurada y personalizada, en tu propio lenguaje teniendo siempre como referencia el esquema general.

ESTRUCTURA EXPOSITIVA

Es muy importante que descubras lo antes posible la estructura o disposición de las ideas en un texto para conocer en qué parte del desarrollo del tema se encuentran las ideas fundamentales. Esto te permitirá ahorrar tiempo y que la lectura sea más eficaz.

Las estructuras expositivas más empleadas son:

Enumeración simple de los hechos, mediante la cual el autor se limita a ofrecer datos de su propia experiencia o de la realidad observada.

Tesis-demostración con los hechos y circunstancias que conducen a afirmar o suponer algo en concreto (tesis).

A la tesis sigue la demostración punto por punto que justifica lo afirmado.

Cuestion o problema a resolver: el autor comienza planteando una cuestión, continúa analizando una a una las posibles causas y termina ofreciendo las soluciones pertinentes. En este tipo de estructuras, la respuesta a cada cuestión va al final.

Formas organizativas de exposición: las estructuras expositivas anteriores son las más frecuentes, pero no siempre aparecen en su estado puro sino mezcladas y con ciertas variaciones.

Queda, sin embargo, un tipo de estructura específica de los libros de texto y conviene que descubras por ti mismo su oírden en cada asignatura, conocerlo te facilitará muchísimo la lectura.

Así por ejemplo, en Lenguaje, cada unidad didáctica de los libros suelen presentar la siguiente estructura: lectura (texto literario), presentación del literato que se estudia, material didáctico, objetivos, comentarío, sugerencias metodológicas, recuperación y ampliación.

BIBLIOGRAFÍA

Es importante averiguar si la bibliografía reseñada por el autor ha sido utilizada al escribir el libro o sencillamente se ha limitado a acumular una serie de títulos referidos al mismo tema.

No menos importante es averiguar si el libro que tenemos en las manos constituye un verdadero avance en el tema que trata y presenta como base firme el conocimiento que tiene su autor de cuanto se ha publicado sobre la cuestión tratada hasta el momento.

Estas cuestiones es preferible preguntárselas al profesor.