LOS PROGRAMAS DE ACCIÓN TUTORIAL

Documentos Generales: 
                     "Técnicas de Estudio"

   Título: " La higiene mental "

HIGIENE MENTAL Y PSÍQUICA

Sin duda, el rendimiento escolar se ve afectado por la forma mental, psíquica y afectiva en que se encuentra habitualmente el estudiante.

La actitud de motivación o de desmotivación, de agrado o desagrado, de interés y deseos de aprender o de ansiedad y rechazo antes y durante el estudio repercutirá en el rendimiento de manera positiva o marcadamente negativa, hasta el punto de hacer completamente improductivo el trabajo intelectual.

La buena condición física de que hablamos en la ficha anterior con ser importante, no tiene una influencia tan decisiva como la buena forma mental y psíquica en los resultados escolares, y esto es lógico porque, aunque el estar cansado, el no haber dormido lo necesario y el no comer de una manera racional, limita, dificulta y reduce de alguna forma el rendimiento y la eficacia en el trabajo mental; la frustración, el desinterés, el desánimo y la preocupación por los problemas personales, lo hacen prácticamente imposible.

De ahí la urgente necesidad, antes de iniciar otros puntos relativos a las técnicas de estudio, de abordar en profundidad las condiciones psicoatectivas y mentales de quien pretenda lograr un rendimiento máximo en el estudio

CLAVES DE LA SALUD MENTAL

Un estudiante sano mentalmente se caracteriza por los siguientes rasgos

Vemos que esa higiene mental y psíquica para el estudio está en función del grado de integración Personal, familiar, escolar y social adquirido por el estudiante. De ahí la necesidad de que los padres, los profesores y el propio alumno, sobre todo, hagan una serena reflexión sobre los cinco puntos que acabamos de enumerar, con el fin de comprobar en qué medida, cada alumno en concreto, posee esos rasgos de la madurez mental que resultan imprescindibles para encarar el estudio con verdaderas esperanzas de éxito

LA PUESTA A PUNTO

Lograr una buena higiene mental para el estudio supone trabajar personalmente con verdadero interés y entusiasmo y a lo largo de todo el curso, en los cuatro apartados siguientes:

SUGERENCIAS A LOS EDUCADORES

 

PREVENIR LA FATIGA

  • Si incrementas el interés, la curiosidad y la ilusión por aprender retardarás la presencia de la fatiga.
  • No traspases los limites cuando aparezcan, tómate el tiempo necesario de descanso y realiza trabajos que no tengan que ver con el estudio.
  • Predisponen a la fatiga la alteración mental las afecciones orgánicas la alimentación insuficiente, la crisis de crecimiento el trabajo realizado con métodos inapropiados etc