LOS PROGRAMAS DE ACCIÓN TUTORIAL

Documentos Generales: 
                     "Técnicas de Estudio"

   Título: " Medir la rapidez "

MEDIDA DE LA RAPIDEZ Y COMPRENSIÓN

Hay autores que recomiendan la lectura dinámica o lectura simplemente rápida. Esta forma de leer no busca como fin primordial el aprendizaje o captación de contenidos sino simplemente acostumbrarnos a un buen ritmo que sirva de apoyo en otras lecturas en las que sí se persiga, de manera directa, captar la información contenida en un texto. Otros, por el contrario, opinan que es mejor ir aumentando gradualmente el ritmo, pero sin que descienda el nivel de comprensión de las ideas básicas.

En consecuencia, si el objetivo de la lectura es captar, entender y asimilar el contenido del texto, la velocidad no ha de ser jamás superior a la que nos permita este fin último, que es la comprensión.

Hay ciertos tipos de lectura superrápidas que no persiguen captar las ideas básicas del texto, sino simplemente leer muy por encima para localizar un dato, una fecha o cualquier detalle concreto. Esto no es realmente leer sino rastrear, buscar una información que no engloba ni total ni parcialmente el contenido del texto.

SOBRE-LECTURA

De ahí que a esta acción de búsqueda o pasada de la mirada sobre un texto la denominemos sobre-lectura.

Hay dos tipos básicos de sobrelectura: el rastreo y localización.

El rastreo puede ser muy práctico para formarse en breves segundos una idea muy general del contenido de un texto que no tenemos tiempo apenas para leer, ni siquiera a gran velocidad.

La vista en este caso no avanza únicamente de izquierda a derecha en línea horizontal. Los campos de visión incluyen dos o más líneas mediante movimientos en zigzag por la página.

Para obtener un mayor rendimiento en la lectura, estudia formulándote continuamente preguntas acerca de las ideas principales de cada tema y anotando las respuestas que se te ocurran. Mientras lees. Trázate un esquema mental o escrito del asunto.

La localización es menos lectura que el rastreo ya que únicamente se pretende encontrar un dato: una palabra en el diccionario, un número en la guía telefónica, una cita o alusión en un periódico o revista.

El rastreo es muy aconsejable en la lectura de periódicos y revistas por la brevedad de los renglones.

También es una forma práctica de repasar la lección minutos antes de entrar en clase u horas antes de un examen. Con la práctica, se pueden alcanzar las 2.000 palabras al minuto, mediante el sistema rastreo.

Con este tipo de lectura se camina sobre terreno seguro, ya que antes de comenzar a leer el lector ya sabe lo que quiere encontrar.

Es un modo de lectura inteligente, racional y dirigida en la que no hay pérdida de tiempo posible, muy útil cuando sólo precisamos un dato exacto y concreto.

UN EJEMPLO PRÁCTICO

Texto: El tiburón (Prat. P. J. Nuevas lecturas para la infancia).

"Este enorme pez, sumamente feroz y terrible y considerado como el más perjudicial de los animales bien merece el calificativo que perfectamente le cuadra de tigre o tirano de los mares como se le llama.

Mide unos nueve o diez metros de longitud y está dotado de gran fuerza y vigor e impetuosidad de movimientos y es tan atrevido que nada le arredra, y arrasa y destruye cuanto halla a su paso.

Cuando alcanza su perfecto desarrollo, seis filas de dientes fuertes, de cinco centímetros de largo, así en la parte superior como en la inferior, arman su boca para desgarrar fácilmente las víctimas.

Su hambre, nunca saciada le obliga a devorar hasta los más corpulentos cetáceos, y aun al mismo hombre cuando lo ve a su alcance.

Cuando en las más deshechas tempestades se encrespan las olas o cuando se libran reñidos combates navales allí el tiburón aparece intrépido con la boca abierta, esperando tragar a los infelices náufragos y a los desgraciados combatientes que caen al agua.

Como este ser tan fiero tampoco conserva la paz con los de su misma especie, se ha visto a veces que se acometen mutuamente elevando sobre las aguas la cabeza y parte del cuerpo, y entonces se ven brillar sus ojos sanguinolentos inflamados por la cólera; y se descargan golpes tan terribles que se propaga el ruido a gran distancia por la superficie del mar"

NIVEL DE COMPRENSIÓN

Te formulo a continuación cinco preguntas sobre el texto que acabas de leer (sólo una vez, detenidamente).

Observaras que, según el grado de dificultad que entraña cada una, les he aplicado un tanto por ciento de valor.

Los cálculos te los ofrezco de forma detallada:

Preguntas:

  1. ¿por que se llama al tiburón "Tigre de los mares" ?..................... 25%
  2. ¿Cuanto suele medir ?............................................................... 10%
  3. ¿Cómo es su dentadura?... ....................................................... 20%
  4. ¿A que le obliga el hambre? ...................................................... 25%
  5. ¿En que momentos suele aparecer? ..........................................  20%

Calculemos la velocidad (palabras por minuto)= nº de palabras leídas dividido entre el tiempo en minutos

         Nº de palabras leídas

V = ----------------------------------

         tiempo en minutos

El grado de comprensión = suma de los porcentajes de respuestas correctas.

La velocidad real = velocidad por comprensión dividido entre 100.

             Velocidad por comprensión

VR.= -----------------------------------------

                           100

Si en el texto leído sobre el tiburón, la lectura hubiese sido de 175 palabras por minuto y la comprensión del 60%, el resultado sería:

  175 x 60                 10.050

--------------- = --------------------------- = 105

     100                        100

que es la velocidad real.

NOTA: Si no se logra por lo menos un 60% de comprensión, es porque la velocidad es excesiva.

En este ejemplo la comprensión da el mínimo y para aumentarla habría que leer a una velocidad un poco menor.

COMPRUEBA TUS PROGRESOS:

Si quieres saber tu velocidad media cuenta el número de palabras de un texto y el tiempo empleado.

  Nº de palabras del texto

----------------------------------- = nº de palabras por minuto

    tiempo empleado

Ahora busca en la primera línea el nº que corresponda y haz lo mismo con el tiempo. Halla la intersección y sabrás tu velocidad media.

 

Tiempo en

minutos

Nº de palabras leídas,
en total

 

1 m.

1 y ½ m.

2 m.

2 y ½ m.

3 m.

3 y ½ m.

4 m.

5 m.

250 300 350 400 450 500

250 300 350 400 450 500

165 200 233 267 300 330

125 150 175 200 225 250

100 120 140 160 180 200

  83 100 117 133 150 165

  71   85 100 114 130 145

  57   75   82 100 107 125

  50   60   70   80   90 100